Salte la navegación

El pasado domingo 24 de enero, el palacio de la Moncloa abrió sus puertas a una reunión secreta. Los líderes sindicales de UGT y CC OO acudieron discretamente y por separado a la llamada del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El objetivo de la cita, según fuentes cercanas a los participantes a las que ha tenido acceso EL PAÍS, era darles a conocer, al menos en parte, el cambio de rumbo en su política económica, esto es, informarles de primera mano de las reformas que podían dinamitar la paz social del país. No era un asunto menor. Ni una decisión tomada a la ligera: Zapatero tenía en mente la reforma laboral y del sistema de pensiones, y un plan de austeridad de 50.000 millones de euros.  Leer más…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: